El líder de la banda Black Sabbath sufrió un derrame en un vaso sanguíneo del ojo, todo gracias a una gripe que lo hizo toser tan fuerte.

La tragedia del músico provocó que varios de sus próximos shows se cancelaran; sus primeras cuatro fechas junto con Judas Priest, quienes se encuentran en gira, ciudades como Manchester, Dublín y Newcastle tendrán que esperar un poco más para disfrutar de su música, al menos hasta que Osbourne se recupere.

Esperamos con ansias que Ozzy se recupere pronto, para que nos pueda seguir deleitando con sus canciones.

Después de saber la noticia, ¿cómo te quedó el ojo?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *